sábado, 31 de diciembre de 2016

2017: Dictadura o Democracia

Finaliza 2016 y la crisis que tanto hemos advertido se agrava aceleradamente y con hechos sin precedentes en nuestra historia. En lo económico y social, la escasez ya no es sólo de alimentos, medicinas, repuestos e insumos básicos de la economía. Ahora hay un racionamiento de billetes y del propio dinero de los venezolanos lo que originó hechos lamentables en diversas partes del país. El alto costo de la vida, como cada año, cerrará registrando la cifra más alta de nuestra historia, colocándonos como el país con mayor inflación del mundo. Lo mismo sucede con la violencia, el otro gran mal que azota a los venezolanos, y que, de igual forma, hará que se supere el número de homicidios del año anterior. Si bien estos hechos son de una gravedad enorme,  no son más que las consecuencias previsibles de un modelo y un sistema claramente equivocado y que, de no cambiarlo, empeorará mucho más el sufrimiento de nuestro pueblo.

Los venezolanos saben que está crisis es la consecuencia de este modelo y me llena de fuerza saber que nuestro pueblo cada día tiene niveles mayores de conciencia sobre la causa y el origen de su situación política, social y económica pese a toda la hegemonía comunicacional y la propaganda que ha logrado desplegar este sistema. Hoy el 70% de los venezolanos considera que este gobierno no es democrático y se ha convertido en una dictadura y el 90% clama por un cambio.

Me sorprendo cuando algunos dicen que al pueblo no le interesa si estamos en dictadura o si estamos en democracia; que lo importante para el venezolano es que le resuelvan sus problemas. Mi respuesta es que la inteligencia de nuestro pueblo no debe subestimarse.  El venezolano tiene tantas necesidades materiales y básicas como necesidades espirituales de libertad. El pueblo de Venezuela sin duda hoy está agobiado por los problemas más básicos, pero también está asfixiado por un régimen que lo quiere controlar todo, por una una dictadura que busca suprimir nuestras libertades y que en este 2016 cruzó una raya que los demócratas venezolanos y el mundo democrático no debemos tolerar con pasividad: el desconocimiento a la AN, el desmantelamiento institucional y del Estado de Derecho a través del control total de los poderes públicos en especial del TSJ y CNE y, lo más grave, la eliminación arbitraria del Referéndum constitucional, que en la práctica suspendió el ejercicio del voto popular en nuestro país.

Desde hace más de 3 años insistimos en que la cosas hay que llamarlas por su nombre y en Venezuela hay una dictadura. Lamentablemente desde hace mucho no estamos ante un escenario de posible rectificación del régimen, por el contrario su intención es la profundización del modelo.Siempre he creído que el no tener una postura clara y en consecuencia firme, sobre lo que estamos enfrentando los demócratas, se corre el riesgo de seguir permitiendo su consolidación y la destrucción del país, por eso afirmo que el primer paso para una estrategia compartida por todas las fuerzas democráticas es reconocer y saber a que nos estamos enfrentando.

Pero no es suficiente identificar el origen de los problemas y sus responsables. Nos corresponde definir una meta y orientar una ruta común y unitaria para el 2017: RECUPERAR EL VOTO POPULAR Y SALIR DE LA CRISIS y teniendo este objetivo como prioridad quiero insistir, de manera humilde, a los venezolanos y a toda la Unidad democrática en la siguiente ruta de acción política.

1. Responsabilidad política y constitucional:
Una vez instalada la Asamblea Nacional en su nuevo periodo de sesiones, es necesario establecer como primer paso para salir de la crisis, la responsabilidad política, constitucional de la crisis generalizada. La AN debe continuar el debate ya iniciado este año que finaliza y decidir sobre la responsabilidad política de Nicolás Maduro y del abandono de sus responsabilidades y deberes constitucionales. No tengamos dudas, la Asamblea Nacional tiene toda la legitimidad otorgada por el voto popular. Nuestro pueblo confió a la oposición,  no una simple mayoría, confió los 2/3 de su composición, en un claro mandato de cambio político. Hay que ejercer esa mayoría, tomar decisiones y convocar a nuestro pueblo a respaldarlas y hacerlas respetar en las calles. DEFENSA POPULAR DE LA ASAMBLEA NACIONAL

2. Recuperar el ejercicio del derecho al voto popular:
El derecho de convocar al pueblo soberano mediante una consulta electoral no puede ser revocado de manera indefinida y por eso el segundo paso que debe dar la Asamblea Nacional es designar de forma legítima a los rectores del CNE.

3. Organización ciudadana y movilización popular:
Ante cualquier desconocimiento a las decisiones que tome la AN, corresponde a la Unidad democrática convocar a los ciudadanos a organizarnos en Asambleas de ciudadanos y en grandes manifestaciones en acompañamiento y apoyo a la declaratoria de responsabilidad política y el nombramiento y toma de posesiones de los nuevos rectores. Debemos estar claros que el éxito y el cambio solo podrá lograrse con un liderazgo y un pueblo movilizados y presionando a la dictadura.

4. De la MESA de la Unidad Democrática al MOVIMIENTO de la Unidad Democrática:
No se trata de una nueva organización, es la transformación de una organización unitaria para una nueva fase que requiere la inclusión distintos sectores y movimientos. La Mesa de la Unidad surgió como una instancia de articulación partidista que ha mostrado su enorme eficiencia para la batallas electorales. Ahora los tiempos son de resistencia y de lucha por conquistar la democracia y esta lucha requiere de la mayor amplitud y convocatoria. Por eso proponemos pasar de la mesa al movimiento de Unidad Democrática, cuyo objetivo central sea recuperar el ejercicio del voto popular y derrotar a una dictadura para restituir el orden constitucional y recuperar la democracia.

5. Acuerdo Nacional:
Teniendo la certeza de que los venezolanos conquistaremos el cambio, lo responsable y que nos corresponde a todos, es definir juntos lo que queremos para la Venezuela que debemos reconstruir. En este sentido debemos promover un debate amplio, incluyente y con la urgencia para definir las metas y las prioridades en distintos ámbitos de la vida nacional que nos permitan restituir la vigencia constitucional, la convivencia democrática y promover el bienestar mediante la responsabilidad y el trabajo incluyente. El resultado de este debate debemos ser ese gran Acuerdo Nacional que estoy convencido no debemos tener ningún temor es que sea sometido a los ciudadanos por medio de una consulta electoral.

Finalizando este 2016 y con la mayor sinceridad y responsabilidad, es necesario decir que nos esperan momentos difíciles el próximo año. Pese a esto, les pido que se llenen de fuerza, que se llenen de fe y que se llenen de optimismo porque en 2017 seguiremos luchando con toda nuestra voluntad para alcanzar La Mejor Venezuela. Por todos ustedes, venezolanos que creen en un país mejor, seguiremos luchando sin importar el sacrificio por esa Venezuela en donde todos los derechos sean para todas las personas y estamos convencidos de que el cambio que tanto anhelamos viene, y que viene más temprano que tarde, porque somos millones los que seguimos en este camino y que no descansaremos hasta impulsar los cambios que nuestro hermoso país necesita.

Quiero enviarle a cada venezolano que se encuentra hasta el último rincón de nuestra tierra un afectuoso abrazo de fin de año. Igual para mis compañeros de la Unidad, mis hermanos de Voluntad Popular y todas sus familias, así como para todos mis compañeros presos políticos que hoy están separados de sus seres queridos por el solo hecho de pensar distinto y querer una mejor Venezuela.

Fuerza y Fe
Leopoldo López
Preso de conciencia
Cárcel Militar de Ramo Verde







12 comentarios:

  1. VAMOS QUE SI PODEMOS HERMANO LEPOLDO ORGULLOSO ESTOY DE TU TU FUERZA Y DE TU FE

    ResponderEliminar
  2. Hermano, usted es una fuerte muralla que no permite que pase la desesperanza en cada uno de nosotros, mientras que su su fe y optimismo avanzan a campo traviesa por el mundo. Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Desde Portugal seguimos con Fuerza y Fé ! ...Pa'Lante !

    ResponderEliminar
  4. Leopoldo es el Ejemplo de un venezolano , no als ratas arrastrasdas ladronas y narcos en el gobierno, hay que tumbarlos estos HPs no se van a salir, a el tarado hay que bajarlo

    ResponderEliminar
  5. Dios lo bendiga Leopoldo el que te protege,te guía,te da vida en abundancia. Los esbirros no lo ven. Me quito el sombrero mi hermano querido por tu resistencia, fuerza y de. Te imitamoscpara alcanzar la mejor Venezuela.

    ResponderEliminar
  6. ...Leopoldo, fuiste un mártir que entregó su bienestar personal y familiar, mientras que unos Judas contemporáneos se sentaron a negociar las esperanzas de que tú y tu pueblo, fuern libres del yugo castro-comunistas personificados por Maduro, Disodado y sus esbirros de cuello blanco y verde oliva. Ten fe, porque Dios no abandona a los justos de conciencia y corazón. Bendito seas tú y tu familia luchadora.

    ResponderEliminar
  7. Fuerza hermano, siempre dando esa demostracion de fe y esperanza, la tempestad pasará y aprenderemos de la desgracia para tener la mejor Venezuela. La patria de Bolívar se recuperará, somos hijos del ejercito libertador, de Miranda, Sucre, nuestro destino es grandeza, superaremos la tragedia, solo pido al creador que nos ponga adelante personas íntegras, honradas de buen corazón. Que Dios te proteja

    ResponderEliminar
  8. Fuerza leopoldo lopez para que salgas despues de pagar tu condena bien merecida, me pareces que eres el ser mas hipocrita de este universo, fuerza guarimbero para que salgas vivo y te puedas topar con alguien que perdio su familia gracias a la estupenda idea de guarimbear al país, fuerza leopoldo para que tu esposa continue pelando diente a toda la mud,fuerza leopoldo para que continues haciendo feliz al negro que tienes de compañero de celda, feliz año leopoldo lopez y que cumplas muchos años más en prision

    ResponderEliminar
  9. Mi admiración por tu valentía crece día a día. Gracias mi joven y admirado líder. Que Dios te bendiga siempre y sigas dándonos ese ejemplo de compromiso con nuestra patria.

    ResponderEliminar
  10. El mejor legado para nuestros hijos es luchar siempre por el bienestar común en libertad y democracia Leopoldo, no desistiremos el pueblo debe digerir interiorizar y discernir tus palabras pensamientos y mensajes para ACTIVARSE individual y comunalmente para hacer respetar sus derechos.Espero estrechar tu mano el día que Venezuela sea libre, viva en paz y floreciendo.

    ResponderEliminar
  11. Usted será presidente de su paísalgún día. Ánimo, fuerza y adelante.

    ResponderEliminar
  12. compatriota: usted encarna el espíritu noble, digno, indómito y libertario de nuestro gentilicio, y la sevicia criminal desplegada contra usted, y contra los ciudadanos inermes, solo demuestra el terror de quienes secuestran nuestra patria en nombre del totalitarismo, le enaltece ante la historia. Seremos libres

    ResponderEliminar